Por el carnaval y su desfile en mi ciudad, Pontevedra, tuve una experiencia con una gran tienda online de ventas por internet. Así que os cuento una historia del conejo y el elefante, con moraleja, que espero os guste.

¡Feliz semana carnavalera!


Como siempre os dejo la transcripción del vídeo.

Hola mi nombre es Wajari Velásquez, autor de Ku-SEO.com. En esta píldora organizativa o PIO os hablaré de tiendas online y cómo la estrategia digital de ventas por internet del pequeño conejo puede llegar a ser mucho mejor que el titánico elefante.

Las pequeñas empresas pueden competir con las grandes, en ventas por internet, por un simple factor (que no es el precio, evidentemente) es la adaptabilidad.

Las grandes empresas son a veces, como un gran elefante, mover una pata cuesta mucho y no pueden adaptarse a pequeños cambios o ligeras formas de mejorar la relación con el cliente.

via GIPHY

Explicaré este tema con un ejemplo carnavalero. Yo formo parte de un grupo de desfile, y necesitábamos una herramienta doméstica que conseguimos en una gran empresa de bricolaje que no tiene tienda en nuestra localidad.

Por lo tanto hice la compra a través de su tienda online. Por temas de stock, (necesitaba 11 del mismo producto), después de hacer la compra, me retrasaron 15 días la entrega de mis productos.

La empresa en su web tiene estimaciones de stock de sus diferentes tiendas físicas. La más cercana a mi domicilio tenía 21 unidades del producto que yo compré, así que se los hice saber en la llamada de atención al cliente. La respuesta de la empresa fue:

“Es que no podemos enviarte esos productos. Es como si El Corte Ingles le comprara a Carrefour los productos para enviártelos”

Obviamente me tocó un empleado despistado, y su respuesta poco afortunada. Se trata de la misma empresa, aunque sus tiendas (físicas y online) tengas existencias distintas.

Cancelé mi orden ya que no llegaba a tiempo, y llamé a la tienda física, pero no me podían reservar los productos, ni venderlos, ni enviármelos. En fin, no me podían solucionar mi problema.

Una rigidez en sus normativas de ventas que me hizo reflexionar en la importancia de la adaptabilidad y cómo esto es una ventaja (competitiva) para las pequeñas tiendas online.

Estos requerimientos “especiales” de un cliente raro, ante una situación especial, como mi caso, bien podría ser resuelto haciendo una simple excepción.

¿El resultado? Un cliente feliz y contento que será fiel, ya que ante su problema, la empresa supo adaptar sus regulaciones.

No significa que no existan normas y condiciones, sino que sepamos enfrentarnos a pequeñas solicitudes, que:

No le implican mucho a la empresa, pero si significa mucho para el cliente.

Por eso, pequeñas y medianas empresas que siempre se quejan de cómo luchar contra grandes corporaciones…

No hace falta ir al precio, puedes hacer buenas ventas por internet, solo hace falta ser especiales, marcar la diferencia y resolver el problema real de tu cliente. ¡Ser ágil como un conejo!

¡Muchas gracias por tu atención, y que tengas un excelente día!

Nos vemos en el próximo post, Hasta logo!!

¿Sigues
mi trabajo y reflexiones?

¿Sigues

mi trabajo y reflexiones?

Suscríbete y recibirás nuestra publicación mensual

¡Fascinante! Te has suscrito con éxito... Bienvenid@s

Pin It on Pinterest

Share This